Páginas vistas en total

Seguidores

viernes, 31 de mayo de 2013

Destierro


Imagen propia; Vero G.N

Dulce infancia pero amarga...
Tristeza, decepción acumulada
cada vez que esperaba una sonrisa
y arrastrabas por el suelo
mi autoestima,
a base de insultos.
¿Cuál fue mi error?
Te idolatraba,
mi máxima aspiración,
llegar a ser 
lo que tú esperabas.
Un hermano mayor...
preciosa historia,
si hubiese sido esa.
Nacida para ser despreciada.
Rabia, ira acumulada,
que explotó...
momento inadecuado.
Defender lo indefendible, 
 una madre
la tuya...
que nunca lo fue,
como una madre para mi
que se perdió por el camino
de la decepción.
Miedo, pánico,
dolor en el alma,
sangre derramada
en el corazón. 
Familia rota
destierro a la soledad,
caída al abismo 
de la realidad.
Nunca me entendiste
yo...tampoco a ti.




lunes, 27 de mayo de 2013

Seres caducos



Imagen descargada de internet

Nacemos con fecha de caducidad,
tengamos más,
tengamos menos,
nos quedemos sin nada...

Lo más importante en la vida
es el hecho de estar vivo,
eso ya nos brinda una oportunidad.

Sonríe cada día al levantarte,
respira profundo
recupera tu capacidad de asombro,
siente cada cosa que hagas, 
se consciente.

La vida está para vivirla,
para soñarla, 
para que se te estremezca el alma.

Vive cada minuto,
cada segundo,
ama 
hasta que no te queden fuerzas para llorar
y si lloras...
aprende de las lágrimas.



miércoles, 22 de mayo de 2013

Cuento; El barco de papel


Imagen descargada de internet


Aquel día, no era un día cualquiera. Como siempre cantó el gallo anunciando la salida del sol, que se desperezaba tras la montañas. Perico saltó de la cama rápidamente, se vistió y tan pronto terminó de desayunar, subió al desván. Lo tenía todo preparado, durante los últimos meses había estado acumulando el montón de periódicos que ahora se prestaban frente a él. Con gran emoción se dispuso a crear lo que tantas veces había soñado, un barco de papel para cruzar a la otra orilla del océano que rodeaba su pequeño mundo. Un mundo en el que reinaba la paz y los días eran eternos. Campos llenos de flores que se dejaban llevar por la brisa suave en una primavera perpetua. A pesar de esto Perico cada día se sentía más encerrado y privado de libertad. Detestaba tanta tranquilidad.

Después de minutos, horas, días y años de trabajo duro, de esfuerzo... se alzaba frente a él su obra, su inmenso barco de papel. Corrió a la orilla arrastrando tras él su barco y se aventuró a navegar. Al principio del viaje todo estaba en calma, se dejaba mecer suavemente por las olas, la luna llena acompañaba y alumbraba sus solitarias noches. Pero a medida que se adentraba en el inmenso mar todo se iba oscureciendo poco a poco y con la oscuridad llegaba la decepción. Comenzó a sentir un frío que no le dejaba respirar. La luna había quedado atrás, se encontraba sólo y desesperado en medio del inmenso mar... que parecía no tener fin. Comenzó a tiritar, el corazón empezó a latir con tal fuerza que provocó una horrible tempestad. Las olas zarandeaban su barco de papel que se iba deshaciendo al contacto con el agua. Perico aterrorizado lloró por dentro ya que el frío congelaba sus lágrimas. Poco a poco se iba hundiendo...ganas le daban de rendirse, de tirar todo por la borda, total sólo le quedaba esperar lo peor. Cerró fuerte los ojos intentando despertar, con la esperanza de que sólo se tratase de una pesadilla. 

Cuando no le quedaba a penas un trozo de barco al que agarrase, abrió los ojos... un rayo de luz iluminó su rostro pálido y demacrado por el horror de lo vivido y escucho el gallo cantar. Las olas le habían llevado de vuelta a su mundo de paz y tranquilidad. Nunca volvió a ser el mismo, desde ese mismo instante, Perico aprendió a valorar lo que un día quiso dejar atrás. :)



lunes, 20 de mayo de 2013

Vergüenza

Por más que lo intento 
no me entra en la cabeza,
soy incapaz de comprender,
siento vergüenza.
El ser humano
es el único animal "racional"
que se destruye a sí mismo
por codicia, por placer.
Basta mirar a Siria,
pequeños ojos
ven el horror;
cambia su destino,
el pánico invade sus vida,
corren a otros lugares,
luchan por sobrevivir 
a los bombardeos,
todo...
para acabar desterrado
en la mayor de las miserias,
salvarse de la muerte
para morir en vida.
Bombas, disparos, 
que retumbarán para siempre
en sus oídos, sus mentes.
La ira
sustituirá la nostalgia
el día de mañana
al mirar hacia el pasado.
Con la sangre
hasta el cuello,
directa o indirectamente. 
Nada nos libra de culpa,
estamos manchados
hasta arriba,
por permitirlo.
Acostumbrados
a ver como niños 
mueren de hambre
mientras madres
mueren de pena.
Y nos llaman animales...
¡ Ojalá
nos pareciésemos en algo 
a los animales!














miércoles, 15 de mayo de 2013

martes, 14 de mayo de 2013

Orilla de afectos

Encandiladas, 
brotan 
flores de tu pecho...
si dibujo
la comisura de tus labios
con los dedos
 mientras duermes.
Tenerte a mi lado,
silencio
que huele a calma.
suave brisa 
en esta orilla
de afectos.








A la persona con la que comparto mis días

domingo, 12 de mayo de 2013

Tu recuerdo



Nada queda ya
más que tu recuerdo,
cada vez más borroso
al paso del tiempo.
Recuerdo de lo que fue
nostalgia de lo perdido.
Sigue la vida
apresurada,
y yo...
prefiero pensar
que volveremos a vernos
al final del camino.


Te quiero abuelo, eres la espina más grande de mi corazón, fuiste todo para mi, todo...Cada día muero de rabia e imagino lo distinta que hubiese sido mi vida si no te hubieses marchado tan pronto, me muero por dentro pensando en todos los momentos que podían haber sido. Eras tan especial...que se me llena la boca de decirlo, eras distinto, eras un niño dentro de un cuerpo enfermo. Pensar que no puedo volver a verte me corta la respiración. Te adoro hasta el infinito, contigo se fue una de las historias más bonitas de mi vida.




jueves, 2 de mayo de 2013

Mamá

Nunca
te has sentido especial,
la superficialidad de la gente
te hizo pensar,
que nunca estarías a la altura.
Ahora
no te afecta el que dirán,
en realidad ya te dices
tú a ti misma...
"no nací para ser especial"
Lástima que ves desde tus ojos,
quisiera sacar los míos
y prestártelos un instante.
Te admiro como a nadie.
Tuviste la opción de elegir...
elegiste darme la vida
y perder tu juventud,
madre joven y soltera.
Trabajadora incansable,
nunca te rindes,
no te apenas de ti misma,
buscas dónde no existe
y lo encuentras.
Fuerte, valiente,
da igual el obstáculo
que surja en el camino.
No te levantas
porque nunca te has caído.
Imposible no amarte,
yo,
parte de ti,
un trozo de tu cuerpo.
Noches sin dormir,
en los que te inventabas cuentos.
Abrazos, besos
que reconfortan el alma.
Madre, padre y mejor amiga.
Te quiero cuando muera por dentro,
cuando viva,
hasta que falte el aliento,
y se acabe la vida
que un día me regalaste.