Páginas vistas en total

Seguidores

lunes, 6 de abril de 2015

Censurar el alma

Imagen descargada de internet

Dejar que se encarroñen los sentimientos
en el interior del pecho,
tener que sellar los labios,
obligarlos a callar,
con la imperante necesidad
de escupir fuera
toda la sangre acumulada en los pulmones,
es semejante
a morir ahogado con un cinto alrededor del cuello.