Páginas vistas en total

Seguidores

jueves, 31 de enero de 2013

Mi abuelo

El veintiocho de enero
todavía me hiciste reír,
eras un niño con la piel desgastada,
eras mi abuelo, mi padre,
mi compañero de juegos,
nunca faltabas a tu cita de arroparme,
a la hora de dormir.

Eras mi sonrisa, mi alegría,

llenaste mis vacíos con tu luz,
mis paseos por el parque,
mis días de lluvia,
mis tardes al sol,
Eras mi vida, 
el espejo en el que reflejarme.

Suplique no perderte tan pronto,

te juro...
suplique desesperadamente,
aunque de nada sirvió.

El día veintinueve, 

te separó de mi,
la irreparable muerte.
Le declare mi odio absoluto,
nunca lo pude asumir.
Me dejo sin palabras,
me dejó vacía...
me dejo sin ti.